Estudio report de "Imaginaerum" por Rafabasa.com

Hace mucho tiempo deje de perder la esperanza e ilusión en NIGHTWISH, mis gustos han cambiado y ellos también. La salida de Tarja transformo algo único en algo común. Así que, creerme si os digo que estás líneas no las escribe el corazón.

Con unos cascos Hi-Fi, un iPod de última generación (ya les hacen táctiles también) y en una pequeña sala del Hotel Room Mate Oscar me enfrente al último y ambicioso disco de NIGHTWISH, “Imaginaerum”. Para, después, poder tener una amable charla con Marco Hietala, sobre el disco, la banda, el futuro y alguna sorpresa más (entrevista que publicaremos en breve).

Utilizando sus propias palabras “Imaginareum” es pura ambición y versatilidad. Sin ninguna duda. A lo largo de la escucha fui marcando con un “nuevo” al lado del título de la canción que me aporta algo nuevo a la historia de NIGHTWISH. Unas cuantas fueron marcadas.

Momentos completamente paganos como en “I Want My Tears Back”, pura dulzura de canción de cuna como “Turn Loose The Mermaids”, toques circenses y voz de bruja perversa por parte de Annete en “Scaretale”, un tono irlandés juguetón en “The Crown, The Owl And The Dove” en la que todo son voces masculinas y ni una solo al más puro estilo Marco Hietala chillón, sino lo contrario; pura parsimonia y suavidad.

Pero, la amplia versatilidad en ocasiones desdibuja a una banda y la diluye en el poso de la creatividad y originalidad. Pues no ha sido en este caso. NIGHTWISH sigue firmando momentos “Once” como en “Last Ride Of The Day”, “Storytime” o incluso la anteriormente citada “Scaretale”.
Y de regalo, los dos últimos cortes, “Song Of Myself” e “Imaginaerum”, una vuelta de tuerca más a la pomposidad NIGHTWISH sin perder de fondo ese telón oscuro, circense como podría firmar Tim Burton.

Destacaría también el amplio abanico que ofrece esta vez la voz de Annete que va desde su tono más infantil y ñoño hasta una bruja perversa y maligna, sin dejar de lado la cadencia de un susurro, ni la energía de una voz hímnica, ni la velocidad a ritmo de riff.

Obviamente, una escucha no permite un análisis al detalle. Pero si deja sensaciones. Y, al servidor, le deja una sensación tremendamente ilusionante, optimista. Percibo un lavado de cara de NIGHTWISH apabullante, con un sentido de la grandiosidad pasmoso. Si te lavas la cara, por lo menos hazlo con agua bien fría, que deje helado. Así se van a sentir muchos de los oyentes. Helados. No por disgusto, sino de grata sorpresa. NIGHTWISH ha sabido revitalizar la banda, renovarla, diría que hasta alejarse de su pasado conservando lo que les hace únicos.

Estoy releyendo las notas que he tomado durante la escucha y una palabra se repite constantemente, “distinto”. Distinto a lo que ha sido NIGHTWISH con una cordura y evolución lógica extraordinaria.

Como digo, una sola escucha no me permite ofrecer todos los detalles, pero si algo puedo decir que percibido es una renovación a base de variedad, ambición y energía como pocas bandas. NIGHTWISH volverá a su senda del triunfo y éxito con este disco. Me arriesgo a decir que NIGHTWISH ha logrado hacer algo muy grande sin la figura de Tarja, es más; “Imaginaerum” puede convertirse en el disco del año en el género, pero, ahora la pregunta sería ¿Dónde encuadramos NIGHTWISH con todo lo que destila este álbum? Si habíais perdido la fe en los fineses, contar los días para el nuevo lanzamiento porque es… una firme declaración de intenciones.

Jorge Cárcamo Yagüe

Entrada Original

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s